Zhejiang Geely Holding Group (Geely Holding) y la empresa Volocopter, pionera en movilidad aérea urbana, anunciaron que firmaron el primer cierre de su ronda de financiación de la Serie C dirigida por el grupo Geely. 

Con este cierre, el capital total que Volocopter ha recaudado asciende a $85 millones de euros, fondos que se utilizarán para iniciar la comercialización del avión VoloCity en los próximos tres años.

De esta manera, Geely Holding, el grupo automotriz privado de China que tiene una cartera de marcas globales que incluyen Geely Auto, Volvo Cars y Lotus, así como otras marcas automotrices, encabezó la ronda de financiación de la Serie C y se convirtió en un inversor minoritario de Volocopter junto a inversores estratégicos existentes como Daimler y los fundadores Stephan Wolf y Alexander Zosel, que siguen siendo los mayores accionistas de la compañía. 

Volocopter construye taxis aéreos eléctricos para llevar a las personas de manera segura y directa a su destino. Su objetivo es ahorrarles tiempo y ayudar a las megaciudades a transformar sus sistemas de transporte hacia un futuro más sostenible al agregar una nueva opción de movilidad para sus ciudadanos. Desde su fundación en 2011, la compañía ha construido tres generaciones de aviones Volocopter, dos de los cuales recibieron licencias para vuelos tripulados y no tripulados con una financiación total de $35 millones de euros. La compañía ha realizado numerosas demostraciones públicas de la viabilidad de los aviones de despegue y aterrizaje vertical con motor eléctrico (eVTOL), y más recientemente completó con éxito un vuelo en el Aeropuerto Internacional de Helsinki.

Geely Holding destacó el potencial de cooperación estratégica con Volocopter y ambas empresas acordaron entrar en un joint-venture para llevar la movilidad aérea urbana al importante mercado chino.

Volocopter anticipa un segundo cierre de la Serie C hacia finales de año y ya está en conversaciones avanzadas con inversores estratégicos y financieros para dicho segundo cierre y sigue abierta a nuevos inversores. La compañía destinará los fondos para recibir la certificación comercial de la Autoridad Europea de Seguridad Aérea (AESA) para su avión VoloCity.

Recientemente, Volocopter presentó el diseño de VoloCity, su nuevo taxi aéreo, que ha sido creado de acuerdo con las especificaciones presentadas por AESA. La compañía realizó un vuelo piloto integrado en el sistema de gestión del tráfico aéreo en el Aeropuerto Internacional de Helsinki a finales de agosto, demostrando así la compatibilidad de los taxis aéreos con las soluciones existentes de gestión del tráfico aéreo. A finales de este año, el pionero de la movilidad aérea urbana presentará su infraestructura de aterrizaje de taxi aéreo VoloPort en el ITS WC en Singapur, que se realizará entre el 22 y el 25 de octubre.