Move to Zero, el camino de Nike hacia el carbono cero y cero residuos, tiene un objetivo singular: ayudar a proteger el futuro del deporte.

Es una continuación del profundo compromiso de la marca con la sostenibilidad y se basa en la creencia de que proteger el planeta significa resguardar el futuro del deporte contra el cambio climático.

Move to Zero, el camino de Nike hacia el Carbono Cero

Los cambios de temperatura que están sufriendo algunos lugares de la Tierra están bien documentados. En todo el mundo, el número de días por encima de los 32°C ha aumentado en casi un 25% desde la década de 1980. Para los atletas de todas las disciplinas, el cambio climático ha traído ciertas implicancias.

Por ejemplo, muchos estados de EE.UU. han adoptado reglas para mantener a los jugadores seguros en condiciones cada vez más cálidas y húmedas, exigiendo prácticas más cortas, usando menos indumentaria o incluso cancelando juegos. Sin una acción global, según las tendencias actuales, el cambio climático podría disminuir el tiempo que un atleta pasa en la cancha hasta en dos meses en algunas zonas de Luisiana, Texas y Mississippi, hacia 2050.

Move to Zero, el camino de Nike hacia el Carbono Cero

Para aquellos que practican deportes de nieve, existe el peligro de una pérdida del campo de juego: el número promedio de días en que se puede practicar snowboard de calidad, por ejemplo, ha disminuido en un 7% en todo el mundo durante los últimos 30 años. Para 2050, esos días podrían reducirse entre un 11 y un 22%.

Move to Zero es una respuesta a estas realidades. Por eso, incluye compromisos tales como eliminar los plásticos de un solo uso en los campus de Nike en todo el mundo e iniciar el diálogo entre la comunidad de diseño global a través de nikecirculardesign.com. Estos esfuerzos se unen a los programas de desarrollo de materiales, que han desviado 6.400 millones de botellas de plástico de los vertederos desde 2010 (y han ayudado a hacer hermosas colecciones para equipos de fútbol en el proceso), y centros logísticos impulsados ​​por energías renovables, un viaje que es a la vez maratón y sprint.

Específicamente, Move to Zero trabaja para minimizar la huella ambiental de Nike como empresa y maximizar las vías para un impacto positivo como marca.

Iniciativas claves de Move to Zero

  1. Nike impulsará instalaciones propias y operadas con energía 100% renovable para 2025.
  2. Nike reducirá las emisiones de carbono en su cadena de suministro global en un 30% para 2030, en línea con el Acuerdo de París de 2015.
  3. Nike desvía de los vertederos el 99% de todos los residuos de fabricación de calzado.
  4. Además, Nike desvía más de mil millones de botellas de plástico por año de los vertederos para crear hilos para nuevas camisetas y capelladas de las zapatillas Flyknit.
  5. Los programas Reuse-A-Shoe y Nike Grind convierten los desechos en nuevos productos, parques infantiles, pistas de atletismo y canchas.