Jaguar Land Rover ha desarrollado una nueva pantalla táctil con tecnología contactless en conjunto con la Universidad de Cambridge, que permitirá a los conductores mantener la vista en la carretera y reducir la propagación de bacterias y virus en un mundo tras el COVID-19.

La tecnología de predicción táctil patentada emplea inteligencia artificial y sensores para predecir las intenciones del usuario al usar la pantalla táctil, ya sea la navegación por satélite, los controles de temperatura o los ajustes de entretenimiento, sin necesidad de pulsar ningún botón. 

Jaguar Land Rover ha desarrollado una nueva Pantalla Táctil

Este sistema pionero, desarrollado junto con el equipo de ingenieros de la Universidad de Cambridge, forma parte de la estrategia Destination Zero de Jaguar Land Rover, cuyo objetivo es crear vehículos más seguros y contribuir a un medioambiente más limpio. 

En la “nueva normalidad” tras el fin de los confinamientos en todo el mundo, será más importante que nunca disfrutar de soluciones de movilidad seguras y limpias, en las que el espacio personal y la higiene serán aspectos clave. Los vehículos Jaguar Land Rover están diseñados para ofrecer mayor bienestar a los ocupantes, con funciones innovadoras como el Monitor del Estado del Conductor, la cancelación del ruido del motor y el sistema de ionización del aire del habitáculo con filtrado PM2.5 para capturar alérgenos y partículas ultrafinas. Las nuevas tecnologías, como el sistema de predicción táctil, son un nuevo paso en nuestro objetivo de ampliar la gama de soluciones de movilidad, desde la forma de conexión de los clientes con los servicios de movilidad hasta las infraestructuras necesarias para integrar por completo los vehículos eléctricos en la ciudad, como Project Vector.

Las pruebas en laboratorio y los ensayos en carretera han confirmado que la tecnología de predicción táctil permite una reducción del 50% en el tiempo y el esfuerzo empleados por el conductor en sus interacciones con la pantalla táctil, además de minimizar la propagación de bacterias y virus. 

Las superficies de conducción en mal estado provocan vibraciones y dificultan la selección del botón correcto en la pantalla táctil. Esto implica que los conductores deben desviar su atención de la carretera, lo que aumenta el riesgo de sufrir un accidente. 

Esta tecnología utiliza inteligencia artificial para determinar la función que desea seleccionar el usuario desde el principio, lo que acelera la interacción. Un dispositivo de reconocimiento de gestor emplea sensores basados en un visor o en radiofrecuencias, una tecnología cada vez más frecuente en la electrónica de consumo, para combinar la información contextual, como el perfil de usuario, el diseño de la interfaz y las condiciones ambientales, con los datos disponibles de otros sensores, como el dispositivo de reconocimiento de mirada, para prever las intenciones de los usuarios en tiempo real. 

Además, esta tecnología nos permite fabricar vehículos más seguros al reducir la carga cognitiva de los conductores y aumentar el tiempo y atención en la carretera. Es un aspecto clave de nuestra estrategia Destination Zero”.

Esta solución basada en software para crear interacciones contactless ha alcanzado un elevado nivel de eficiencia tecnológica, por lo que se puede integrar fácilmente en las pantallas táctiles e interactivas actuales, siempre que se disponga de los datos sensoriales adecuados para alimentar al algoritmo de aprendizaje automático.