Cruda, guayabo, peda, resaca, caña…no importa cómo se le llame o en qué idioma se diga, los efectos de beber en exceso son igualmente dolorosos en todo el mundo. El mediano o intenso estado de malestar tras una noche de excesos es un grupo de signos y síntomas que se presentan luego de haber tomado demasiado alcohol y por lo general desaparecen dentro de 24 horas.

Cuando ingerimos bebidas fermentadas o destiladas, si bien no hay una regla de conversión, entre más se consuma más probable será la dolor al día siguiente, lo que se puede agravar si se está atravesando un cuadro de estrés o mucha carga laboral. La primera recomendación para evitar estos casos es no beber, pero hacerlo con moderación puede ayudar a aminorar los efectos.

Habitualmente, los síntomas de la resaca comienzan cuando el alcohol en la sangre baja hasta alcanzar cero grados, con lo que se puede presentar fatiga, debilidad, náuseas, sensibilidad a la luz y sonido, menor capacidad de concentración y el característico dolor de cabeza, el que puede ser tratado rápidamente con Kitadol Forte, paracetamol de rápida acción.

¿Por qué se produce la resaca?

Si tomamos una copa de vino o un vaso de cerveza, el alcohol presente es metabolizado por el estómago mediante una enzima llamada alcohol deshidrogenasa láctica, la cual varía en cantidad según la persona y está presente en menor proporción en mujeres. Aproximadamente el 20% es absorbido por el estómago y el resto pasa rápidamente al intestino delgado, desde donde es llevado por el torrente circulatorio hacia el hígado para pasar por una segunda metabolización. Hasta ahí estaría todo bien, si no fuera porque este órgano tiene una capacidad enzimática limitada que de sobrepasarse puede causar intoxicación.

Es así, como una vez ingerido el alcohol, este estimula la producción de orina y provoca deshidratación, así como desencadena una respuesta inflamatoria por parte del sistema inmune y dilata los vasos sanguíneos, lo que también puede desencadenar en dolores de cabeza. Si a esto le sumamos la alteración del sueño que conlleva el consumo en exceso, al día siguiente el pronóstico es desfavorable.

¿Cómo sobrellevar los síntomas?

Si ya el daño está hecho y no queda más que lidiar con las consecuencias, hay varios mitos y remedios caseros que prometen curar una resaca milagrosamente. Más allá de los secretos populares, hay una serie de recomendaciones que pueden contribuir a aliviar el malestar:

  • Hidratación para recuperar el líquido perdido: si la borrachera llegó al punto de la intoxicación con vómito, las bebidas isotónicas son una buena alternativa para restaurar los minerales perdidos.
  • Analgésicos para el dolor de cabeza: no es mala idea tener siempre a mano paracetamol y más cuando uno se va de viaje. Apenas se presente el dolor, tomar la dosis recomendada con abundante agua y tratar de descansar lo más posible.
  • Dormir: dicen que el sueño es el mejor remedio y si consideramos que probablemente después del exceso, las horas de descanso fueron breves o de mala calidad, dormir será una de las soluciones más efectivas.

Kitadol Forte está disponible las principales farmacias del país. La información y recomendaciones se pueden encontrar en kitadol.cl y en las redes sociales en facebook e instagram @kitadolchile.