Un estadio al más puro estilo Heineken, cinco pantallas gigantes, una barra central en 360º, coctelería a base de cerveza, sector de food trucks y el irresistible e infaltable schop es la tradición instaurada por Heineken para vivir el torneo de clubes europeo más importante del mundo. Se trata de Champions Live in Chile, la ya reconocida e innovadora experiencia que une fútbol, música y cerveza en un solo lugar.

La cita es en la Explanada de Ciudad Empresarial para este sábado 26 de mayo, fecha ya reservada por todos los amantes del fútbol para disfrutar de la gran final de la UEFA Champions League. Esta vez se trata de un enfrentamiento épico entre el Real Madrid, que sería el primer equipo en la historia en lograr un tricampeonato y el cuadro inglés Liverpool, quien espera hacerle honor a la leyenda que asegura que “cada vez que gana se celebra una boda real”. Un encuentro imperdible que Heineken invita a vivir como siempre lo has soñado sin tener que viajar a Kiev.

Es que la final de la Champions no deja indiferente a ningún apasionado del fútbol. Con una audiencia global de más de 160 millones de personas, se ha convertido en uno de los eventos deportivos más vistos a nivel mundial. Y Heineken, gracias a su ya probada y perfecta combinación entre fútbol, música y cerveza, hará de este partido una experiencia inolvidable.

A partir de las 13.00 hrs. se abrirán las puertas de Champions Live in Chile para que, luego de atravesar por un túnel, los invitados se sientan realmente en un estadio y apoyen a su equipo favorito. Además, todos los asistentes podrán disfrutar de los mejores beats de C-Funk y los acordes de un grupo de músicos y coristas encargados de interpretar el himno oficial del torneo. Para finalizar un tercer tiempo que los hará bailar a todos al ritmo de la mejor música de Valesuchi y DJ Caso.

La invitación a participar es para todos, solo se debe ingresar a www.heineken.cl llenar los espacios en blanco y los ganadores recibirán una notificación dándoles la bienvenida a esta nueva experiencia junto a sus entradas.