Ser coherentes con la calidad de los vinos que producen e insertarse en el moderno escenario vitivinícola mundial, llevó a que Viña Tabalí renovara su imagen.

Viñedos ubicados en la IV Región y van de mar a cordillera. Comienzan en el viñedo Talinay que forma parte de la Reserva Mundial de la Biósfera de la UNESCO del Parque Nacional Fray Jorge, lugar de clima frío, costero, donde la Camanchaca se hace presente casi diariamente y con la particularidad de tener un suelo calcáreo único en el país, muy cualitativo, que hace miles de años fue fondo marino, lo que le ha otorgado una personalidad única a sus vinos. Un poco más hacia el interior pero todavía en la zona costera, se encuentran las terrazas aluviales donde se ubican los viñedos El Espinal y Tabalí, los cuales están fuertemente marcados por vetas calcáreas que producen vinos de gran calidad.

Finalmente, el viñedo de Río Hurtado, enclavado en la cordillera de los Andes a 1.600 metros de altura y a tan solo 45 kms. de la frontera con Argentina, presenta una ladera de suelo volcánico que nos ha permitido crear un Malbec excepcional, Roca Madre, el nuevo ícono de la Viña, el cual alcanzó 96 puntos en la Guía Descorchados 2017, saliendo elegido por segundo año consecutivo como el “Mejor Malbec” del país, y en The Wine Advocate 2015 alcanzó los 94 puntos con su cosecha 2013. La Viña está constantemente en la búsqueda de terroirs excepcionales, por lo que próximamente sorprenderá con un nuevo viñedo, DOM.

Viña Tabalí

Viñedos singulares, Nombres singulares
Todos los cambios de nombre están asociados a la geología de los viñedos de donde provienen, por esto mismo la línea Reserva hoy pasa a llamarse Pedregoso, pues el común denominador geológico de los viñedos que dan origen a esta línea son suelos con muchas piedras y poco fértiles que se traducen en vinos de alta calidad, debido a los bajos rendimientos.

El antes llamado Reserva Especial proveniente de los viñedos Espinal y Talinay, pasa a llamarse Vetas Blancas, ya que sus suelos blancos y calcáreos aparecen como vetas en los distintos perfiles de suelo, que le dan a sus vinos gran mineralidad, elegancia, complejidad y frescor.