Un viaje audiovisual alto en contenido lisérgico, es resultado de la colaboración entre el músico Jim Hast y el productor español Piek.

El video “That’s Me Trippin” nos introduce en la cultura del clubbing, donde la música, el baile y (inserte acá su estimulante favorito), terminan convirtiendo la fiesta, en un trance colectivo. Todo esto, bajo el sello Sincopat , la dirección de Matías Lorenzo y  colaboración internacional de  los visualistas Ben Rigdway (San Francisco), Simon Wieland (londres) y Adam Pizurny (praga).

Por segunda vez, Jim Hast protagoniza un videoclip en estadio nacional. Ahora, en la piscina del recinto, nos entrega imágenes de cuerpos desnudos y libres, en un lugar que por mucho tiempo simbolizó lo opuesto. Y es en la emblemática perrera, donde junto a los actores Lucas Balmaceda y Tamara Ferreira, evocan la pista de baile, como una especie de rito social, que nos permite reconectarnos con nosotros mismos y los demás.