Serena Williams se sumó en Melbourne al selecto club que convirtió en leyenda el número 23. La tenista superó los 22 títulos de Grand Slam de Steffi Graf y lo festejó con un regalo del mejor jugador de Basketball de todos los tiempos. Dos pares de zapatillas, las míticas Air Jordan, con un bordado en el talón.

Después de derrotar a su hermana Venus en la final por un doble 6-4, en los vestuarios Serena abrió una gran caja blanca. Dentro, unas zapatillas rojas y negras, distintivas de los Chicago Bulls y otras negras y rosas, el color preferido de la multicampeona. Además, una carta del propio Jordan que Williams no dudó en leer en voz alta.

“Ganar es duro, cuesta años de gran trabajo, dureza mental y el convencimiento de que odias la derrota”… “Felicidades por tu major número 23. Será un privilegio seguir disfrutando con tu determinación sobre la pista. Tu amigo, Michael Jordan”.