Cuando llega la fiebre navideña, el impacto en el medio ambiente por la huella de carbono que deja esta celebración y la cantidad de regalos innecesarios, además de envoltorios y plástico nos hace replantearnos el verdadero sentido de entrega. Afortunadamente, son cada vez más los emprendimientos y startups que han cambiado la forma de hacer negocios y han asumido un importante compromiso ecológico, como es el caso de MessyWeekend, anteojos daneses que arribaron en noviembre a Chile con la promesa de ofrecer gafas de sol de gran calidad con lindos diseños y a buen precio.

Uno de los pilares de la marca es su filosofía sustentable y su fórmula para retribuir al planeta, involucrando a sus clientes en una acción que pretende limpiar los océanos y costas del Océano Pacífico y ofrecer programas de sensibilización frente a la protección de las playas y sus aguas entre las comunidades, creando empleo y reutilizando el material para crear piezas de arte. Esto lo hacen mediante la alianza que tienen con el programa The Nature Project de la ONG española ProArtso, donde por cada anteojo vendido, 10 kilos de basura son retirados del mar.

Ya sea el amigo secreto, la hermana, el amigo o el regalo que olvidó para la polola, la propuesta moderna y elegante de MessyWeekend, junto con la protección UV400 contra los rayos UVA y UVB y sus materiales resistentes a los rayones lo hacen el regalo ecológico perfecto para esta navidad.

Los anteojos están a la venta de manera online en www.messyweekend.cl donde también se encuentra la información acerca de la iniciativa con la Fundación ProArtso.