El 1 de julio de 1969 salió desde el headquarter de Maserati en Italia la primera unidad del modelo Indy, de color “oro metalizzato” e interior de cuero café, que unos días después fue entregado a un millonario empresario suizo. 

El Maserati Indy se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Turín en 1968 y al año siguiente, en el de Ginebra. En 1968, la firma construyó alrededor de 700 autos, la mayor cantidad de unidades desde la apertura de su planta en Módena. En ese entonces, la gama de Maserati se componía de los modelos Ghibli, México, Mistral, Quattroporte y Sebring

Maserati Coupé Indy

En respuesta a la demanda de los clientes que buscaban un automóvil cómodo, habitable y deportivo, Maserati decidió desarrollar un nuevo modelo, dando inicio al proyecto AM116 (Alfieri Maserati 116). A Carrozzeria Vignale se le encargó el diseño de un cupé de cuatro plazas que brindara comodidad, prestaciones deportivas y un aspecto innovador. El resultado fue el Indy, nombrado en honor a las victorias que el Maserati 8CTF registró en las 500 Millas de Indianápolis en 1939 y 1940. 

El nuevo modelo destacaba por grandes ventanales, que le daban excelente visibilidad sin puntos ciegos y al mismo tiempo que una línea elegante. También, incluía muchos detalles de autos deportivos como focos emergentes en el frente, un verdadero ícono de los autos deportivos de la época, y una toma de aire debajo de un delgado parachoques. Otra característica distintiva fue la parte trasera, que refleja el enfoque en la eficiencia aerodinámica que tuvo la fase de diseño.

Inicialmente, el motor era un V8 de 4.136 cc, cuatro carburadores Weber 42 DCNF y encendido de transistor de un solo enchufe con batería y distribuidor regulador. La transmisión era manual de cinco velocidades y a pedido podía equiparse una caja de cambios automática. Su potencia de salida era de 260 hp y su velocidad máxima de 250 km/h. 

En 1970, el Indy también se ofreció con un motor V8 de 4.719 cc, equipado con el nuevo sistema de encendido electrónico de Bosch. La potencia de salida se aumentó a 290 hp, con una velocidad máxima de 280 km / h. 

Desde 1971, se introdujo el motor de 4,930 cc de 300 hp, y desde 1973 ésta fue la única unidad disponible del Indy. 

El Maserati Indy tenía un alto estándar de serie: tapiz de cuero, sistema mecánico antirrobo, volante ajustable, ventana trasera con calefacción, ventanas eléctricas tintadas, asientos delanteros reclinables con apoyacabezas y luces de yodo. Como opcionales se podía incluir caja de cambios automática, dirección asistida y radio. A partir de 1973, se agregó de serie un sistema de aire acondicionado. En total, desde 1969 hasta 1975, la planta de Módena construyó 1.102 automóviles Indy.

En 1974 el hermano del Shah de Persia ordenó un Indy con características únicas, entre las que se contaban un sunroof con apertura. El automóvil fue preparado con esos requisitos, entregado en febrero de 1975 y ahora se encuentra en una colección privada.