Louis Vuitton vuelve a visitar los iconos del monograma con una dedicada colección que inspira pasión por los viajes.

Baúles históricos de la casa todavía influyen en los diseñadores. Por lo tanto el mismo Nicolás Ghesquière se sumergió en los archivos de Louis Vuitton y comenzó a diseñar modelos con el espíritu de autoadhesivos  que solían ser insertados sobre los baúles en el pasado.

Este año, una selección de iconos del monograma vienen impresos con nuevos autoadhesivos con referencia a las más importantes ciudades cosmopolitas o pinturas del movimiento hiperrealista: la colección World Tour Collection. A partir de la maleta Pégase, a la ahora esencial Petite Malle, disfruta del arte de viajar con estilo.