Con una gama de materiales naturales, piel genuina y maderas de poros abiertos, INFINITI ha creado un espacio de lujo muy diferente a cualquier otro, en cual los diseñadores se apoyaron en las filosofías japonesas tradicionales de ‘mitate’ y ‘shitate’ para crear el interior de lujo único del QX50. Estas técnicas se complementan entre sí, alientan y permiten a los artesanos inculcar su trabajo con un elevado sentido del arte.

El modelo propugna una sensación artesanal y articula un sentido del arte humano, con una excelente atención al detalle, que se extiende a la elección de los materiales logrando el resultado de una cabina verdaderamente lujosa, tanto en términos de calidad del material como de ejecución del diseño. Además, la gama de materiales se prestó a la creación interior de dos tonos: en blanco y negro, entregando un contraste ideal de colores.

 

Y es así como una interacción entre filosofías japonesas tradicionales inspiró a INFINITI a adoptar un nuevo enfoque al crear la cabina del nuevo QX50.