La edición número 87 del prestigioso Salón del Automóvil de Ginebra con su modelo concept Q60 Black S. Un ejemplar con un look sumamente agresivo y atractivo, desarrollado junto al equipo Renault de Fórmula 1.

Su exterior cuenta con características claves que buscan optimizar la aerodinámica a través de un estilizado paragolpes y tomas de aire laterales, así como un gran alerón, salidas de escape fabricadas en titanio y llantas en aleación de titanio de 21 pulgadas.

Bajo el capó de este deportivo hay un motor V6 de 3.0 litros biturbo con 500 CV de potencia, de los cuales 400 CV provienen de ese propulsor y los restantes, de un sistema eléctrico de recuperación de energía (KERS), el cual recupera la energía del calor de los gases de escape y la producida durante la frenada regenerativa y la almacena en baterías de ion litio, para luego hacer girar más rápido los turbocompresores y apoyar la motorización de combustión.

El Black S Concept es resultado de la incorporación de la asistencia técnica aplicada en el ámbito deportivo de la escudería Renault Sport a las nuevas propuestas automotrices de la marca japonesa, ofreciendo cada vez mayor variedad, prestaciones de sus productos y servicios al mercado mundial.