En marzo Geely celebró el tercer aniversario de su buque insignia, el X7 Sport. Adicionalmente, el SUV conocido en el mercado chino como Bo Yue, alcanzó un nuevo récord de ventas con 650.000 unidades en apenas tres años.

Desde su lanzamiento en 2016, el este SUV ha evolucionado progresivamente, gracias a los comentarios de los consumidores y las actualizaciones del producto, y es posible que aún no haya alcanzado su forma definitiva. A principios de 2018 recibió un facelift con sutiles cambios en su exterior, pero lo más importante es que estrenó la nueva interfaz Global Key User de Geely, conocida también como GKUI.

Geely X7 Sport

Con el objetivo de simplificar y garantizar que se aplique un tema de diseño coherente a todos los modelos de la marca, Geely Design decidió durante su etapa de inicio que todos los automóviles futuros se basarán en la familia de gatos y el Bo Yue o X7 Sport no es una excepción. Su superficie fue esculpida con las mismas líneas dinámicas, inspiradas por el poder muscular de un leopardo en movimiento y su gracia mientras está en reposo.

Interior Geely X7 Sport

A pesar de ser concebido y vendido principalmente en China, el X7 Sport, sin duda, tiene aspiraciones globales. Durante su épica gira de resistencia en 2018, el SUV fue conducido por aproximadamente 18.000 km desde su fábrica en Baoji, China, hasta su destino final en el Reino Unido, pasando por Rusia, Alemania y Francia. A comienzos de 2019 también fue el auto de apoyo para el equipo Geely en el Rally Dakar, cruzando los difíciles y traicioneros terrenos de Sudamérica.     

El X7 Sport evidentemente ha llegado lejos desde su nacimiento. Otros modelos pueden beneficiarse de un simple cambio de cara o un cambio menor, pero el X7 Sport se ha mejorado y adaptado constantemente para adaptarse a las preferencias siempre cambiantes de una nueva generación de consumidores y para ingresar a nuevos territorios. Por ahora, digamos, todavía no hemos visto el final de este ícono.