Blanco y negro nunca pasan de moda y la línea de calzado Foundation de Reebok tampoco. Por eso, esta temporada la invitación es regresar a las raíces con estos diseños clásicos que contienen el ADN de la marca, vistiendo nuestros pies con la pulcritud del blanco o la elegancia del negro.

“Todos los modelos Foundation nacieron en los 80’s y marcaron tendencia en los gimnasios de la época para luego convertirse en piezas imprescindibles de la moda urbana y looks más sofisticados, terminando con la premisa de que las zapatillas sólo eran para hacer deporte”. Sofía Latino, Brand Communication Senior Specialist de Reebok Chile.

Actualmente en nuestras tiendas Reebok a lo largo de todo el país, se pueden encontrar algunos de nuestros modelos más icónicos de la línea Foundation: Princess, Freestyle, Classic Leather y Workout Plus.

Princess es uno de los modelos íconos de Reebok, con la parte superior de piel sintética y forro de felpa, mediasuela de Eva y plantilla de espuma acolchada, lo que garantiza una amortiguación ideal.

El modelo Freestyle Hi nació en 1982, con caña alta y ajustes de velcro que causaron furor en las clases de gimnasia aeróbica de los 80’s. Fueron las primeras zapatillas de fitness hechas específicamente para la mujer.

En 1983 nace Classic Leather como un modelo para correr, enfocado en lo funcional pero de estilo clásico y muy buena amortiguación. Al poco tiempo comenzó a ser usada por artistas y se transformó en un ícono fashion que hasta el día de hoy es un must para hombres y mujeres.

El modelo Workout Plus, para hombres y mujeres, fue lanzado originalmente en 1985, apuntando a la multifuncionalidad y poder ser ocupada en distintos deportes.