Cuando transitas en bicicleta, intentar encontrar un destino o localizar la mejor ruta para evitar las calles más congestionadas puede ser muy frustrante y, además, peligroso.

Considerando esta problemática, un grupo de trabajadores de la oficina Ford Smart Mobility Innovation, en Londres, desarrolló una novedosa chaqueta que, con la ayuda de una aplicación, genera señales luminosas, sonoras y táctiles para hacer el viaje más seguro.

La chaqueta inteligente de Ford tiene luces LED en las mangas, las que se encienden automáticamente para advertir cuando el ciclista planea girar a la derecha o a la izquierda. También cuenta con luz de freno intermitente.

Con esta brillante idea, que aún está en fase de prototipo, no es necesario que los ciclistas quiten los ojos del camino o las manos del manubrio para revisar la pantalla de su Smartphone. Las interfaces de audio y tacto les permiten recibir mensajes y seguir las indicaciones del navegador de manera segura y cómoda.

Los auriculares que acompañan la chaqueta usan tecnología de conducción ósea, es decir, envían el sonido al oído a través de vibraciones en la mandíbula. Con esto se evita bloquear el ruido de los peatones y otros usuarios de la carretera, lo que no ocurre con los audífonos tradicionales.

Otras funciones en desarrollo incluyen el acceso a las llamadas y los mensajes mediante gestos y comandos de voz, por ejemplo, para su uso en servicios de entrega comercial.

La Smart Jacket fue desarrollada en conjunto con la marca especialista en ropa para ciclistas, Lumo, y los expertos en softwares de movilidad, Tome. El proyecto es un ejemplo del enfoque colaborativo adoptado por la compañía para temas de innovación.