La Ducati Diavel Diesel estuvo a cargo del Director Creativo de Diesel, Andrea Rosso y el Centro de Diseño Ducati, incorporando elementos distintivos completamente atemporales, con una estructura que deja ver soldaduras, remaches y el acero expuesto que ha sido cepillado a mano, haciendo de ella una motocicleta absolutamente única y eterna. Sus detalles en la tapa del tanque, el carenado de faros y la cubierta de asiento de pasajeros son ejemplos de artesanía y estilo, así como la placa numerada que identifica cada ejemplar como parte de las 666 unidades que serán producidas, haciéndolas únicas en el mundo.

Cada asiento fue confeccionado manualmente en cuero de la más alta calidad por el fabricante de vestuario, aportando nuevamente un valor exclusivo a su esencia. El tubo de escape de la Diavel original fue remozado con un tratamiento cerámico y ahora cuenta con un aspecto negro mate que logra un diseño agresivo y atractivo, unido a detalles de color rojo en las pinzas de freno, las tomas de aire laterales y el cuadro de mando.

La motocicleta creada bajo el lema Never look back esta propulsada por un motor Testastretta 11º DS de 162 CV y cuenta con acelerador electrónico, distintos modos de conducción, control de tracción y frenos ABS regulables, mientras su neumático trasero es de 240 mm.

La unión de estas marcas italianas representa la exploración y la innovación de aspectos técnicos y de diseño, que buscan ampliar las áreas de influencia del mundo de las motocicletas a través de alianzas excepcionales.