Ford se unió con Agility Robotics para romper las barreras dentro del mundo de la autonomía y repensar la manera en que realizamos las entregas de productos. En conjunto, trabajarán para asegurarse de que los vehículos autónomos estén equipados de forma única para lograr lo que es sorprendentemente difícil de realizar: el último paso para concretar el envío desde el vehículo hasta la puerta.

Dado que los vehículos autónomos pueden transportar personas y bienes simultáneamente, tienen un gran potencial para hacer que las entregas sean aún más convenientes y eficientes. Es también, una manera de hacer que las personas se preocupen de lo que realmente requiere atención y así no tengan que salir de sus casas. 

Construido con material liviano y capaz de levantar paquetes de hasta 18 kilogramos, Digit puede subir y bajar escaleras, caminar naturalmente a través de terrenos irregulares e incluso reaccionar ante cosas, como ser golpeado, sin perder el equilibrio y caerse.

El diseño exclusivo de Digit también le permite plegarse firmemente para guardarse en la parte trasera del auto. Una vez que un vehículo autónomo llega a su destino, Digit puede ser desplegado para tomar un paquete y llevar a cabo el último paso en el proceso de entrega.

Pero no solo es capaz de esquivar obstáculos, sino que tiene otra ventaja oculta. Si bien Digit tiene que funcionar por sí solo, el deseo de mantenerlo ligero y capaz de moverse dinámicamente condujo a una idea innovadora: dejar que aproveche los recursos de otro robot, uno que está equipado con sensores avanzados y hardware de computación pesado para soporte adicional y habilidades analíticas cuando sea necesario.

Digit: El futuro de la entrega de vehículos de auto-conducción

Un vehículo autónomo es capaz de crear un mapa detallado del entorno que lo rodea, así que, ¿por qué no compartir esos datos con Digit en lugar de recrear el mismo tipo de información? Tanto Digit como el auto autónomo tienen que saber dónde están físicamente, a dónde deben ir y cómo llegar allí. Cuando el vehículo lleva a Digit a su destino final, el auto puede entregar de forma inalámbrica toda la información que necesita, incluido el mejor camino hacia el destino. A través de este intercambio de datos, Digit puede trabajar en colaboración con un vehículo para ubicarse y comenzar a realizar su entrega.

Equipado con tecnología LiDAR y cámaras, Digit tiene el poder sensorial suficiente para desenvolverse en distintos escenarios básicos. Si encuentra un obstáculo inesperado, puede enviar una imagen al vehículo y hacer que éste configure una solución. El auto podría incluso enviar esa información a la nube y solicitar ayuda de otros sistemas para permitir que navegue, brindando múltiples niveles de asistencia que ayudan a mantener al robot ligero y ágil. El peso ligero de Digit también ayuda a garantizar que tenga un tiempo de ejecución prolongado, lo cual es esencial para un negocio de reparto autónomo que operará la mayor parte del día.

Ya sea que se trabaje codo a codo con los robots en las numerosas fábricas de Ford en todo el mundo o que vivamos con ellos para ayudar a que los paquetes lleguen a nuestra puerta, el principal objetivo es garantizar que sean seguros, confiables y capaces de trabajar con personas en forma inteligente.